Siguenos por Email

jueves, 23 de marzo de 2017

Reunión Comisión de Seguimiento 23 marzo 2017



Debido a la alarma despertada entre los vigilantes durante el día de ayer por los rumores que se extendieron, desde esta Sección Sindical queremos hacer un llamamiento a la calma.

Es indudable que en los últimos años, la empresa lleva una política de ir vaciando AREA de vigilantes, sin reponer aquellos que se jubilan, se marchan o promocionan, y también es indudable que en el futuro existen posibilidades de digitalización del trabajo, como el coche foto multa. Pero…

1. También es indudable que los resultados económicos de este año han sido poco menos que ESPECTACULARES, tanto a nivel de empresa como de departamento, y no existe necesidad alguna de reducir plantilla por términos económicos.

2. Según reconocen los propios presupuestos, en los últimos años la plantilla de BSM sigue creciendo, y desde el Ayuntamiento se está siguiendo una política de confianza en BSM para nuevos encargos, como demuestra la obtención del servicio de Agentes Cívicos, Park Güell, Visualizadores, ampliación Zona BUS, etc… Barcelona Serveis Municipals es un ente instrumental del Ayuntamiento, y como tal se le pueden encargar de forma muy ágil la prestación de cualquier servicio. Esto quiere decir que las oportunidades de promoción y recolocación de la plantilla van a seguir existiendo.

3. En cuanto a la “digitalización” del servicio, es cierto que se puede estar pensando que en el futuro se incorpore el coche fotomulta, pero desde esta Sección Sindical os garantizamos que vamos a seguir luchando para que la digitalización no suponga la deshumanización de la ciudad. Precisamente ayer salió en la Vanguardia un artículo (que podéis leer pinchando aquí) donde la Sindica de Greuges de Barcelona criticaba la implantación del AREA DUM con la única posibilidad de control mediante Smartphone, hecho que ya criticamos nosotros en su día (podéis leer el artículo pinchando aquí). Y sabiendo que falla frecuentemente, no descartamos que en el futuro, consigamos que las zonas de carga/descarga las sigan vigilando trabajadores y no máquinas (al menos ese es nuestro objetivo).

4. Tampoco es menos cierto que el coche fotomulta NO puede substituir al vigilante en todas sus funciones, el coche no pasa incidencias, ni hace acto de presencia en la calle. Desde esta Sección Sindical, vamos a seguir luchando para que el Ayuntamiento entienda que los vigilantes dan mucho más, y que sin duda alguna somos los ojos y los oídos del Ayuntamiento en la calle.

5. Finalmente, entendemos que lo realmente importante es dotar de contenido nuestro trabajo, somos un colectivo con vocación de servicio público, y siempre será más rentable para las arcas municipales un “Auxiliar de Guardia Urbana” que no un “Oficial de Guardia Urbana”. Podemos, y sería deseable que se encomendaran a los vigilantes de AREA tareas que de otra forma se debería contratar personal específico con un coste añadido (como se hizo son el SIU, con el recuento de contenedores cuando se cambiaron, etc...), y sería perfectamente compaginable con nuestro trabajo.

Dicho todo esto, lo que no permitiremos jamás es que se intente obligar a los trabajadores a presentarse a promociones mediante la política del miedo, o de apretar las tuercas a los vigilantes con medidas tan desquiciantes como la de tener que salir del tramo antes de meterse en el siguiente o fijarse si la ropa interior que no se ve, es la proporcionada por la empresa o una comprada en un centro comercial. La excesiva fiscalización del trabajo, el desespero de los trabajadores y la política del miedo, no puede ser el camino.

Debe quedar claro, que la reunión de ayer con la empresa para tratar este tema, se llevó adelante en un ambiente realmente bueno y de entendimiento. Aceptando la empresa varias propuestas de CCOO para incentivar al personal a  presentarse a promociones desde un punto de vista positivo, generando ilusión y no miedo entre los trabajadores, medidas como:

1. En la promoción de visualizadores, substituir la frecuencia de 1 sábado cada 3 y 1 domingo cada 5, por una frecuencia de 1 sábado cada 4 y domingo cada 4. De esta forma el sábado y domingo coinciden, dejando 3 fines de semana libres hasta el siguiente. Además, el personal de AREA sigue con su frecuencia de 1 – 4.

2. Se implanta la garantía que al cabo de 1 año, el vigilante pueda valorar si está a gusto en el nuevo departamento, y de no ser así volver al AREA.

3. Se garantiza de que, en caso de que desaparezca la unidad donde vaya destinado el trabajador, volverá al AREA.

4. El complemento personal que se adquiere al cambiar la categoría, no será compensable ni absorbible, por lo que no habrá pérdida real de salario a largo plazo.

Evidentemente, el trabajador deja algo por el camino (1 día de vacaciones, media fiesta anual, plus chupito, trabajar domingos…), pero entendemos que potenciando lo positivo, e implantando medidas como las propuestas aceptadas en la reunión de ayer,  puede ser más que suficiente para motivar al personal, no sólo a presentarse a promociones, sino a hacerlo con ilusión, hecho infinitamente más productivo para todos.

Por descontado, tenéis el compromiso de CCOO para luchar contra las políticas del miedo, y seguir trabajando en un enfoque positivo. Lo visto ayer con la expansión de rumorología negativa es algo que no debe volver a ocurrir y que pensamos combatir en la medida de nuestras posibilidades, porque si algún día llegasen mal dadas, ya nos encargaríamos que fuesen mal dadas para todos, no sólo para los vigilantes.

Finalmente, insistir en este mensaje de tranquilidad y animar a quienes quieran presentarse a promociones, a hacerlo exclusivamente desde la ilusión por iniciar un nuevo proyecto con garantías de futuro.

Desde nuestra parte, deseamos que la empresa siga negociando con la positividad que lo hizo en la reunión de ayer, y esperamos tenga esa misma predisposición para modificar algún aspecto sobre el sistema de tramos, algo sin duda será mucho más productivo para todos/as.