Siguenos por Email

miércoles, 14 de diciembre de 2016

ERC sol·licita un estudi sobre les agressions als treballadors de l'AREA i l'actualització de protocol de seguretat



El passat 30 de novembre, el Comitè d'empresa va mantenir una reunió amb el Grup Municipal d'Esquerra Republicana de Catalunya per sol·licitar el seu suport a la iniciativa de la Sindica de Greuges.


Arran d'aquesta reunió, el Grup Municipal d'ERC, ha sol·licitat a la Comissió de Presidència, Seguretat i Prevenció que, en el termini de 3 mesos, es realitzi un estudi de les agressions als treballadors/es de l'AREA, delimitat per zones, en el qual s'identifiquin les zones de risc, els patrons de violència i que sigui segregat per sexes a fi de combatre també la violència sexista que pateixen les companyes quan reben segons quins insults o “suggeriments”. A més, se sol·licitava l'actualització dels protocols de seguretat en funció dels resultats d'aquest estudi.

Dir que l'exposició de la problemàtica per part del portaveu d'ERC, Jordi Corones, ha estat simplement brillant, especialment per l'èmfasi en què l'estudi sigui realitzat per experts en seguretat i no en Prevenció de Riscos de “oficina”, i que l'estudi s'efectuï amb dades reals, no tenint en compte només les agressions que passen per mútua o les que es denuncien.


Durant els 17 minuts que ha durat el debat, els diferents Grups Municipals han parlat també sobre altres mesures necessàries per reduir el nombre d'agressions. Mesures que sens dubte ja us sonen com; el reconeixement com a Agents de l'Autoritat, treballar en parella, cursos de defensa personal, que BSM es personi com a acusació particular als judicis, etc…

Recollint les paraules de Jordi Corones, volem manifestar públicament el nostre agraïment en nom dels treballadors i treballadores de BSM perquè en el cas de les agressions tots els grups municipals ho tenen clar, i hagin aprovat per unanimitat la proposta de realitzar l'estudi a la fi de modificar els protocols de seguretat actuals.

Reunión con Jaume Collboni President de BSM e Ignasi Armengol Director General de BSM sobre seguridad AREA.



El 14 de diciembre, el Comité de Empresa ha mantenido una reunión de media hora con Jaume Collboni, primer teniente de alcalde y presidente del grupo municipal del PSC e Ignasi Armengol Director General de BSM.

En primer lugar, el Sr. Collboni nos ha remarcado la importancia que tiene el hecho de que por primera vez un representante de los trabajadores haya podido asistir al Consejo de Administración, ya que al último Consejo acudió el Presidente del Comité y está previsto que a partir de ahora asista a todos los Consejos de Administración como representante de los trabajadores en el Consejo. También quiso remarcar que precisamente ese primer Consejo de Administración fue monotemático sobre las agresiones a los vigilantes de la zona azul.

En cuanto al tema del nombramiento como Agentes de la Autoridad en el Ejercicio de las Funciones (como ya nos anticipó el Director General en la última reunión de seguridad), nos informa que se sigue estudiando la viabilidad legal de otorgar la figura de agente de la autoridad directamente desde el Ayuntamiento. Una segunda vía que se pondrá en marcha, será plantear los juicios entendiendo que el vigilante ya es un Agente de la Autoridad, si el juez lo admite como tal asunto resuelto, y caso de que el juez lo desestime, siempre serviría para estudiar la argumentación que haga el juez y seguir trabajando el tema. Además de intentar una reforma legislativa en el Parlament de Catalunya o el Parlamento Español.

También se nos ha informado que se está haciendo un estudio sobre la problemática de las agresiones, relacionando las zonas más conflictivas, etc.. En este sentido, desde  CCOO nos hemos comprometido a hacerles llegar los dos estudios de agresiones que hicimos en 2013 y 2014, además de la argumentación jurídica que elaboramos en su día para aportar a los juicios pidiendo directamente al juez este reconocimiento, ya que entendemos puede sumar a los estudios que hagan al respecto.

Por supuesto se han abordado otros temas como la necesidad de ir en pareja, a lo que el Director General ya nos ha anticipado que no ve oportuno cubrir todas las zonas, si bien se muestra receptivo a modificar el planteamiento actual.

Se ha informado al presidente los problemas que nos hemos encontrado con los Walkies en las últimas 4 agresiones a lo que, más tarde, el Sr. Ignasi Armengol ha comentado que ya está prevista la substitución de los equipos.

Hemos solicitado que se incluya en los protocolos de forma clara cuál ha de ser nuestra actuación en nevadas, ventadas, etc…

Además hemos solicitado que se amplíe la protección jurídica de Agentes de la Autoridad a los compañeros de Grúas y Agentes Cívicos, ya que al fin y al cabo su trabajo también es el de hacer cumplir las normativas del Ayuntamiento.

Se ha solicitado un profesional de seguridad experto en la gestión de la violencia, que pueda abordar la problemática incluyendo el punto de vista psicológico (tanto del agresor como del trabajador agredido) y que pueda hacer aportaciones al protocolo existente.

Hemos puesto de manifiesto también la necesidad de mejorar la colaboración con Guardia Urbana, ya que nos encontramos con situaciones en la calle como accidentes, robos, etc… donde a día de hoy, y a requerimiento de los ciudadanos, hemos de llamar por teléfono teniendo un walkie que podría estar comunicado con Guardia Urbana, lo que daría una mayor sensación de protección al ciudadano, una mejor imagen de nuestro colectivo y sin duda aumentaría el respeto hacia nuestra labor en la calle. En este sentido no se trata de asumir competencias que no nos corresponden, simplemente se trata de poder hacer las cosas que ya hacemos de una forma más efectiva.

El director general también nos ha anticipado que en la próxima reunión de seguridad del 19 de enero se nos planteará la posibilidad de grabar con imágenes las agresiones, cuestión que hablaremos en su momento, ya que entendemos se debe garantizar que las imágenes captadas no puedan ser utilizadas con ningún otro fin que no sea el de aportar pruebas a un juicio por agresiones.

Al finalizar la reunión hemos preguntado si la reunión se ha mantenido como coalición de gobierno o como PSC, ya que a día de hoy Barcelona en Comú no nos ha recibido ni propuesto día para reunirnos. A lo que el Sr. Collboni nos ha contestado que la reunión se ha mantenido como Presidente de BSM (y que no es necesario que pidamos reunión con el PSC ya que él es el responsable del Grupo Municipal), por lo que nos queda insistir a Barcelona en Comú a que nos reciba, ya que es la única fuerza política que a día de hoy no se ha reunido con nosotros para abordar la propuesta de la Sindica de Greuges, ni nos ha convocado a reunión alguna al respecto.



viernes, 25 de noviembre de 2016

REUNIÓN SEGURIDAD AREA CON LA DIRECCIÓN GENERAL



La reunión con la Dirección ha sido básicamente para informarnos sobre 2 novedades, que se está estudiando seriamente alegar en los juicios que el vigilante ya es un agente de la autoridad y que BSM se persone como parte en los juicios.

Sobre la primera medida, decir que fue solicitada por CCOO el 26 de noviembre de 2013, mediante una carta dirigida a los servicios jurídicos de BSM acompañada de la argumentación jurídica que podría dar validez a esta petición. Argumentación elaborada por miembros de esta Sección Sindical junto a nuestra estimada compañera y abogada Ana María Santiago, tras dedicar muchas horas al estudio de varias sentencias que han creado jurisprudencia al respecto. (Podéis descargarla pinchando aquí).



Informaros que para ser considerado agentes de la autoridad, es necesario un nombramiento o disposición de ley (además de participar de la función pública). Desde CCOO siempre hemos entendido y defendido que la tarjeta identificativa por la que el Ayuntamiento de Barcelona habilita al vigilante para denunciar las infracciones del art. 63 de la ordenanza municipal, se puede interpretar en sí misma como un nombramiento. Y es en base a este razonamiento por el que entendemos se puede solicitar al juez.

Evidentemente, también es posible que los jueces no compartan esta opinión, por lo que es imprescindible seguir trabajando para que se modifique la ley y de ese modo se nos conceda, sin opción a duda, esa protección jurídica.

Caso de conseguir esta modificación de la ley, sería suficiente una del Parlament de Catalunya modificando la Carta Municipal, aunque sería deseable una ley a nivel estatal para que quedasen amparados bajo esta protección todos los compañeros de zona azul del estado.

En cuanto al hecho de que BSM se presente como acusación particular, es una reivindicación del Comité desde hace tiempo, y que CCOO especificó en el tercer punto de su informe sobre agresiones presentado a principios de 2015. (Que no vamos al colgar por cuestiones de seguridad, pero que está a vuestra disposición y que nos podéis pedir cuando deseéis)

También hemos trasladado nuestro desacuerdo en que sólo se consideren agresiones aquellas que precisan de asistencia médica en la mutua, y solicitamos que cuando se hable de agresiones se utilicen las cifras del peritaje que se realizó en 2015, donde viene definido perfectamente que es una agresión, por lo que no vemos necesario abrir un debate sobre que termino se ha de utilizar.

También nos informaron que en menos de un año ya estarían disponibles los nuevos walkies, y que están buscando la forma de incorporar un “botón de aviso”, para que al activarlo envíe la localización por GPS.
 
Además se ha mantenido un debate sobre la importancia de trabajar en pareja, y aunque la dirección ya ha mostrado su rechazo a que todas las zonas se cubran en pareja, si ha planteado que abramos el debate sobre si se han de aumentar las zonas o redistribuir las actuales. Sobre esto, hemos insistido en que el hecho de ir en pareja no sólo es por su efecto disuasorio, es sin duda alguna la única forma de no sentirse sólo ante una agresión, y una forma de asegurar que se va a dar la emergencia o de tener algún testigo cara al juicio.

Al ser una reunión con la Dirección General, no se han tratado como merecen otros aspectos que quedan pendientes de reuniones anteriores, por lo que desde CCOO hemos pedido una reunión para debatir los temas pendientes como la integración en materia de seguridad entre los departamentos de Área, Zona Bus, Grúas y Agentes Cívicos, aumentar zonas de pareja, mejorar el protocolo de seguridad, la contratación de un experto en seguridad, designar más responsables para acudir a las agresiones cuando al encargado no le sea posible, que se nos entreguen los datos de las agresiones para poder hacer un nuevo estudio, redistribución de zonas, volver a hacer las evaluaciones de riesgos, solicitar el apoyo de Guardia Urbana para que se nos conceda la condición de Agentes de la Autoridad, presentación del nuevo equipo jurídico, enviar comunicaciones a los delegados de prevención, etc.. todos estos temas pendientes desde la reunión de seguridad del 11 de marzo de 2016 y de la reunión del Comité de Salud laboral del 28 de octubre de 2016.

Por último, decir que la sensación que nos llevamos es que hay ganas de cambiar las cosas, o cuando menos hay intención de entenderse, que es lo verdaderamente importante, especialmente en el momento que el debate se ha abierto en el Ayuntamiento y que según pudimos apreciar en la Comisión de Presidencia, Seguridad y Prevención también hay predisposición por parte de los partidos políticos para llevar este tema adelante. 


miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento de Barcelona debate sobre la necesidad de una protección jurídica especial para los vigilantes de la zona azul



Como sabéis ayer 16 de noviembre, se debatió sobre las agresiones de los vigilantes de la zona azul en la Comissió de Presidència, Drets de Ciutadania, Participació i Seguretat i Prevenció. En este sentido hemos de dar las gracias al Partido Popular por llevar a dicha comisión esta problemática, así como la comprensión que han tenido todos los partidos políticos respecto a las agresiones que sufre nuestro colectivo.

Teniendo la debida prudencia, la forma en que ha transcurrido el debate nos invita a pensar que el Ayuntamiento dará soporte a la iniciativa de la Sindica de Greuges de Barcelona, aunque esto sería un paso más, ya que debería ser el Parlament de Catalunya quien reforme la ley de la Carta Municipal para que se nos reconozca la condición de Agentes de la Autoridad en el ejercicio de sus funciones.


 No podemos más que estar contentos y agradecidos de cómo se han posicionado durante los 25 minutos de debate los diferentes grupos municipales que ya nos han recibido (CUP, Ciutadans, Partido Popular y CiU) y de los que ya tenemos concertada una reunión (ERC y PSC). En cuanto a Barcelona en Comú seguimos esperando contestación a la solicitud de reunión.

Destacar la presencia del Director General de BSM Ignasi Armengol que ha sido requerido para explicar la situación actual y que se está haciendo desde la dirección para atajar esta situación. Durante esas explicaciones hemos podido comprobar que la empresa insiste en considerar agresión sólo aquellas que pasan por la Mutua.

Entendemos que los más de 3.700 euros que costó el informe jurídico a la empresa “Peritos Judiciales” deberían servir, al menos, para ponerse de acuerdo en que se considera agresión, ya que las divide en dos y las define de la siguiente forma:

  • Agresión  verbal: principalmente  insultos  y  amenazas  que  pretenden  intimidar  o coaccionar.
  • Agresión física: implica el uso de la fuerza o instrumentos para causar un daño físico.

A ningún vigilante se le escapa que las agresiones sufridas a lo largo de este año son bastantes más de 16, seguramente superan el centenar como en años anteriores, y flaco favor nos hace a la hora exponer en su justa medida ante los responsables municipales la situación real que estamos viviendo en la calle. Todos y todas sabemos que cuando un vigilante rellena una hoja de “incidencia”, no lo hace por un simple insulto, lo hace cuando el insulto viene acompañado de una actitud agresiva, y que frecuentemente vienen acompañados de algún tipo de amenaza. En definitiva, las hojas de incidencia se rellenas tras una experiencia estresante, frecuentemente con alguna consecuencia psicológica, aunque sea el simple estado de ansiedad del momento sufrido.

En su intervención, el Sr. Armengol también ha afirmado que han realizado un informe interno, para enviar a los servicios jurídicos del Ayuntamiento para ver si a través de la regulación interna del Ayuntamiento es posible otorgar la condición de agentes de la autoridad. Informe que esperemos nos hagan llegar a la representación de los trabajadores para poder estudiarlo como merece.

Entendemos también que existe un debate sobre la conveniencia o no de que estos datos sean públicos, y de que se haga eco la prensa de esta problemática. Evidentemente, esto sólo podría afirmarse o desmentirse tras analizar los datos sobre la evolución de las agresiones después de hacerlos públicos, pero de lo que estamos absolutamente seguros, es que si no se expone en su cruda realidad ante los responsables municipales no verán la necesidad de tomar cartas en este asunto, ya que nadie trabaja para solucionar un problema si no sabe que existe.

Deciros también, que no sólo Barcelona se está movilizando por este problema, recientemente los compañeros de Iruña han salido a protestar a la calle, y ya lo hicieron en su día ciudades como Madrid.




En cualquier caso, y a modo de conclusión, entendemos muy positivo que se haya abierto el debate y que los diferentes partidos políticos estén comprendiendo la necesidad de otorgar una protección jurídica especial a los vigilantes de la zona azul, que sin duda sería deseable extender a los compañeros de la Grúa Municipal y Agentes Cívicos, trabajadores cuya función también es hacer cumplir las normativas de Ayuntamiento.

Pregunta de la CUP en la Comissió d’Economia i Hisenda sobre la categoría de los Agentes Cívicos



En la Comissió d’Economia i Hisenda del 15 de noviembre, el concejal de la CUP Josep Garganté preguntó al actual Presidente de BSM, Jaume Collboni, si había intención por parte de BSM de acatar la resolución de la Inspección de Trabajo respecto a la categoría de los Agentes Cívicos.

Sobre la exposición de la problemática que efectuó Josep Garganté, sólo podemos agradecer al equipo de la CUP el trabajo que ha realizado, ya que tal y como se efectuó la pregunta demuestra un estudio detallado del problema. Además, demuestra también la experiencia en el mundo sindical de este equipo, al dar la importancia que merece el problema que supone para los trabajadores con contrato temporal tener que resolver en los juzgados una cuestión que, caso de haber buena fe en la negociación, ya estaría resuelta hace tiempo.


Según informó el Presidente de BSM (y posteriormente pudimos comprobar personalmente), la dirección de la empresa le indicó que “esta resolución no les ha sido trasladada, es decir, que no ha existido, y no ha recibido ninguna resolución ni requerimiento estimatorio”.

Evidentemente, esta Sección Sindical no puede afirmar ni desmentir si la Inspección de Trabajo les ha hecho llegar la resolución, pero es evidente que la dirección de la empresa conocía su existencia, prueba de ello es que la propia resolución (que podéis descargar pinchando aquí), indica que la Responsable de Relaciones Laborales de BSM compareció ante la inspección el día 27 de octubre de 2015, y que posteriormente se requirió a la empresa para que aportase más documentación el 7 de abril mediante correo electrónico.

Por otra parte, el 28 de septiembre de 2016 desde Relaciones Laborales enviaron un correo sobre las 3 peticiones de la Representación de los Trabajadores para prorrogar el actual Convenio que eran: subida salarial, categoría de Park Güell y categoría de Agentes Cívicos, y aunque no se realizase acta de aquella reunión, es fácil deducir que se habló la resolución de la Inspección de Trabajo que, caso de no haberla recibido, era tan sencillo como pedir una copia, aunque sea por mera curiosidad.

Además, todos los Agentes Cívicos son testigos de que esta Sección Sindical de CCOO efectuó una visita al centro de trabajo para explicar la resolución a la plantilla, y dejamos 2 copias de la resolución de la Inspección para que la pudiese consultar quien quisiera, por lo que acceso han tenido.

De hecho, el propio Presidente de BSM, Jaume Collboni, reconoce en su intervención que tuvo conocimiento de esta resolución en la reunión mantenida con el Comité de Empresa, y sería absurdo pensar que desde la Representación de los Trabajadores exponemos problemas al Presidente sin antes haber intentado resolverlos con la Dirección de Relaciones Laborales.

Otra cosa bien distinta es la predisposición que la empresa haya tenido para resolver este tema, como se puede desprender del correo a modo de resumen (porque tampoco se hizo acta) de la reunión mantenida sobre los Agentes Cívicos el 8 de febrero, al zanjar la dirección el tema de la categoría profesional con un simple “este tema está judicializado”, apreciación además errónea, ya que de estar “judicializado” estaría en un juzgado no en la Inspección, siendo público que tener puesta una denuncia ante la inspección no impide negociar nada.

Finalmente, nos quedamos con las palabras del Presidente de BSM al decir que: “es una situación que se habrá de regularizar”, dejando a la negociación colectiva la resolución de este problema. A este respecto, sólo decir que cuando se negocia algo, también se debe ceder algo a cambio, y entendemos que ceder algo a cambio de que se otorgue aquello que por justicia corresponde se convierte en sí mismo en una injusticia, por lo que esperamos que ese “algo a cambio” que nos plantee la dirección no sea de un precio excesivo y poder zanjar de una vez por todas un problema que de haber mantenido un diálogo desde el principio con la Representación Social no habría existido.