Siguenos por Email

viernes, 22 de mayo de 2015

AREA DUM la otra cara de la Smart City



El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que el próximo mes de julio estará plenamente operativo el AREA DUM (Distribución Urbana de Mercancías). CCOO manifiesta su más absoluto rechazo a este sistema de control en las reservas de carga/descarga por ser, a todas luces, un sistema que deshumaniza la ciudad, y la deja al servicio de la recaudación mediante la sanción indiscriminada a los transportistas.

Cuando este sistema esté operativo, los usuarios de las reservas de carga/descarga estarán obligados a indicar el momento en que estacionan mediante SMS o utilizando la App Área DUM para Smart Phone, convirtiéndose en su propio vigilante. Esto a la práctica se traduce que sólo los transportistas que tengan un teléfono móvil operativo podrán trabajar en Barcelona, ya que de no enviar el SMS o poner en marcha la App serán denunciados.

Esta aplicación será una maravilla conseguir aumentar la recaudación municipal, pero supone una total y absoluta desconsideración hacia el colectivo de transportistas que habrán de lidiar con un sinfín de problemas diariamente.

·         Quien no tenga teléfono móvil no podrá trabajar en Barcelona o se habrá de dejar una fortuna en la zona azul.
·         Cuando se termine la batería del móvil se habrá terminado también su jornada de trabajo.
·         Si en durante la jornada se rompe o extravía el móvil no se podrá seguir trabajando.
·         Quien tenga problemas con las nuevas tecnologías tarde o temprano se verá con una denuncia en el parabrisas.
·         Si un repartidor de paquetería, que puede efectuar perfectamente 40 paradas diarias, se olvida iniciar la aplicación en una de ellas, será denunciado por el simple hecho de olvidarse.
·         Un vehículo comercial que estacione 5 minutos para atender una llamada será denunciado.
·         Un transportista que no vive en la ciudad de Barcelona viene a efectuar una entrega, desconocedor de la aplicación y ante una señal absolutamente incompresible, será denunciado simplemente por no conocer la existencia de la aplicación, aunque sólo haya estacionado 15 minutos.
·         ¿Cuantas horas habrán de perder diariamente los repartidores de paquetería, que efectúan más de 40 paradas diarias? Ya que para poner en marcha la aplicación se necesita entre 1,5 – 2 minutos por parada, según la cobertura y la tarifa de datos contratada.

A estos problemas se añaden otras dudas que sindicalmente no podemos dejar pasar, ¿cómo va a afectar la dependencia absoluta del teléfono a trabajadores cuya función principal es conducir? Mucho nos tememos que puedan aumentar el número de accidentes, no sólo por incitar al uso del móvil durante la conducción para ahorrar tiempo, también por el aumento del nivel de stress al que se verán sometidos estos conductores.

Otro colectivo que con toda seguridad sufrirá las consecuencias del Are DUM es el de los vigilantes de la zona azul, como así manifiestan los delegados sindicales de CCOO, ya que se verán forzados por el sistema a denunciar situaciones que traspasan lo éticamente aceptable, como denunciar un vehículo por el simple hecho de olvidarse iniciar la aplicación aunque acabe de estacionar, lo que sin duda puede derivar en un aumento de las agresiones, sufriendo además, el stress y la ansiedad que provocará la pérdida total de la capacidad de decisión sobre si procede o no denunciar.

Por otro lado, se añaden las dudas sobre la utilización que se pueda hacer de los datos que quedarán registrados, recordemos que la App es obligatoria, y para descargarla, es obligatorio aceptar las condiciones de uso y ceder los datos, obteniendo así un registro de los movimientos que efectúan las flotas de las empresas.

El Área DUM se vende como parte de la Smart City  (ciudad inteligente) que Xavier Trías está diseñando para Barcelona, pero no parece muy inteligente diseñar un sistema de control sin contar con la opinión de los transportistas, ni de los vigilantes de la zona azul, ya que son ellos quienes conocen las miles de casuísticas diarias que se dan en la utilización de las reservas de carga/descarga. Sabiendo además, que actualmente están perfectamente controladas y que nos encontramos en mínimos históricos de indisciplina viaria al estacionar.

Desde CCOO, solicitamos la retirada inmediata del AREA DUM, que supone una deshumanización total en el control de las zonas de carga/descarga, y demuestra que el Ayuntamiento de Barcelona pretende utilizar la movilidad como un negocio y no como un servicio público para los trabajadores que operan en Barcelona.

lunes, 11 de mayo de 2015

¿Cuánto cobra la Dirección General de B:SM?

En el año 2013 la Dirección General de B:SM obtuvo un total de 473.467 euros anuales entre 3 personas:

·        Director General B:SM Sr. Ignasi Armengol Villa
·        Subdirectora General Operaciones B:SM, Sra. Anna Xicoy Cruells
·        Subdirector General Económico y Financiero, Sr. Pedro Blázquez López

En el año 2012, estas mismas 3 personas fueron remuneradas por un total de 427.233 euros, lo que supone que en 2013 se subieron sus sueldos en casi un 11%.

Recordamos que los trabajadores/as de B:SM en 2013 hemos tenido una subida de 0%, debido a la congelación salarial.

¿Es normal que 3 personas con cargo directivo en una empresa pública se suban el salario casi un 11% en pleno año de congelación salarial?.

Recordamos que este pasado mes de julio de 2014, esta sección sindical de CCOO_BSM le preguntó directamente al Director General, si era cierto las manifestaciones del miembro del consejo de administración de B:SM, Sr. Javier Mulleras, que manifestaba que la alta dirección se había subido el salario un 4,5% y el Director General nos contestó que no y ahora entendemos que nos dijo la verdad, ya que no se lo subieron un 4,5% sino un 11% nada menos.

Hay gente que todavía no entiende la utilización del término “CASTA” para nombrar a determinados cargos públicos, pero creemos que con estos datos todos los trabajadores/as de B:SM saben a quienes nos referimos cuando hablamos de la casta directiva en B:SM.

Con que moralidad pueden algunos jefes/as, decirnos que no podemos subir de categoría o salario a aquellos compañeros/as que no llegan a 20.000 euros brutos anuales, trabajando hasta 3 fines de semana seguidos, aguantando frio, calor, lluvia y temporales de aire.

No nos olvidemos que trabajamos en Barcelona de Serveis Municipals S.A, empresa pública del Ajuntament de Barcelona, y que nuestros salarios nos los pagan los ciudadanos/as de Barcelona.

Esperamos que devuelvan a las arcas públicas de nuestra empresa el 11% de subida en 2013 y el que posiblemente hayan efectuado en 2014, para adecuarse a lo mismo que los trabajadores/as de B:SM, 0% de subida por congelación salarial. 

Esta Dirección de B:SM necesita un cambio de políticas drástico y no sólo en lo referente a cambiar de caras, sino a cambiar las formas de entender una empresa pública y sobretodo la forma de gestionarla, entre las que no se puede tolerar que 3 personas se embolsen casi medio millón de euros ni mucho menos que se suban un 11% sus salarios.